Hernia Discal

Hernia Discal


Los fibrocartílagos entre las vértebras que sirven como almohadas se llaman el disco. El disco consiste de una estructura central en forma de un núcleo similar al gel llamado "nucleus pulposus" y una capa externa dura llamada "anulus fibrosus" que lo rodea.


La capa central del disco puede deformarse así como la capa externa puede estar dañada y rasgada. Se llama hernia discal  cuando una parte del disco intervertebral  se desplaza hacia la raíz nerviosa. Esto puede ejercer presión sobre los nervios cercanos o la médula espinal.  Cuando ocurre en la región lumbar se llama hernia de disco lomber (hernia discal espinal), cuando ocurre en la región del cuello se llama hernia de disco cervical.



La causa raíz de la hernia discal es el deterioro del cartílago por sobrecargas.


Factores de riesgo de hernia discal;


  • Obesidad
  • Inactividad física
  • No actuar de acuerdo con la fisiología espinal en la vida diaria
  • Actividad física severa 
  • Trabajos que requieren levantamiento de pesos grandes


El disco que pierde forma normal causa una variedad de signos y síntomas al afectar las funciones del nervio que presiona. 


Los síntomas principales de hernia discal


  • Dolor de pierna
  • Entumecimiento u hormigueno en la pierna
  • Limitación de movimiento
  • Debilidad muscular
  • Pérdida del control de esfínteres
  • Impotencia


La imagen por resonancia magnética (RM) es el más importante método para el diagnóstico de hernia discal. Otra prueba que apoya el diagnóstico de hernia discal es EMG (electromiografía) que es una prueba de medición de nervio.


El tratemiento de la hernia discal se divide en dos categorías: tratamientos no quirúrgicos y quirúrgicos.


En los tratamientos no quirúrgicos, el objetivo es aliviar las consecuencias físicas y el dolor de la enfermedad mediante la reducción de la irritación en los nervios. La primera opción es el reposo y la fisioterapia.


Se pueden aplicar fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), inyecciones epidurales y en bloque para reducir el dolor. Los corticosteroides y los anestésicos locales se utilizan en inyecciones. El objetivo de las inyecciones es reducir la inflamación que surge en nervios por la presión del disco.


En los tratamientos no quirúrgicos como la nucleoplastia y el Dtrax, el objetivo es proporcionar el mayor beneficio con complicaciones mínimas.


El nucleoplasti se utiliza en las hernias discales que no han avanzado.  En nucleoplasti con la ayuda de los métodos de  imágenes de nucleoplastidos, se introduce una aguja en un disco herniado para dar ondas de radiofrecuencia. Estas ondas de radiofrecuencia calientan el disco herniado para destruir los nervios dentro del disco y abrir las cavidades en el disco para permitir el colapso del nervio. La nucleoplastia realizada con anestesia local es un método muy efectivo en las hernias discales tempranas.


Dtrax es un procedimiento que dura 20 minutos para el tratemiento de hernia discal cervical.


Los tratamientos quirúrgicos son necesarios para los pacientes cuyo dolor no pasa por los métodos médicos, que tiene una compresión de la médula espinal significativa y pérdida de potencia. El objetivo del tratamiento quirúrgico es quitar la parte de disco que hace presión a la médula espinal  y otras partes del nervio.


En una microdisectomida, se abre una pequeña incisión de 2 cm y se elimina la dicotomía con ayuda de un microscopio. En este método que se realiza con anestesia epidural o general, los pacientes se recuperan en un tiempo muy corto. La microdisectomía es el tratamiento quirúrgico más seguro y eficaz.